La glutamina es un aminoácido no esencial que se encuentra en el cuerpo humano de forma natural. Es considerada «no esencial» porque el cuerpo es capaz de producirla por sí mismo en cantidades suficientes para cumplir con sus funciones biológicas. La glutamina es un aminoácido fundamental para el correcto funcionamiento del cuerpo humano, y es especialmente importante para la salud del sistema inmunológico, la síntesis de proteínas, el transporte de nitrógeno y la función intestinal.

La glutamina también se encuentra en muchos alimentos, como la carne, los huevos, los lácteos, los vegetales de hojas verdes y los frutos secos. A menudo se utiliza como suplemento dietético en deportistas y personas que necesitan una recuperación muscular más rápida después del ejercicio intenso. Sin embargo, en el ámbito digestivo donde tiene un efecto realmente beneficioso.

La suplementación de glutamina puede tener un papel beneficioso en el manejo de personas con problemas digestivos, ya que la glutamina es un aminoácido que se utiliza como fuente de energía para las células del intestino delgado y es un importante precursor de la producción de energía en las células intestinales. Además, la glutamina puede tener un efecto protector sobre la mucosa intestinal, lo que puede ser beneficioso en caso de inflamación o irritación del intestino.

En personas con enfermedad inflamatoria intestinal, como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, la glutamina puede ser útil para ayudar a reducir la inflamación y mejorar la función intestinal. Además, la glutamina puede mejorar la absorción de nutrientes en personas con malabsorción intestinal debido a la enfermedad inflamatoria intestinal.

En el caso de personas con síndrome del intestino irritable (SII), algunos estudios sugieren que la suplementación de glutamina puede mejorar la función intestinal y reducir los síntomas de diarrea y dolor abdominal. También se ha demostrado que la glutamina puede mejorar la permeabilidad intestinal en personas con SII, lo que puede ayudar a prevenir la fuga de bacterias y toxinas al torrente sanguíneo y reducir la inflamación.

La suplementación de glutamina debe ser considerada como parte de un plan de tratamiento más amplio que aborde los síntomas y las causas subyacentes del problema digestivo. Si ya controlas tu alimentación y esos problemas digestivos persisten, la glutamina puede darte ese plus que necesites.

Como ya sabéis mi tienda de suplementación de confianza es NPV Nutrition y puedes disfrutar de un 10% de descuento utilizando el código RUBI

Con el código RUBI puedes disfrutar de un 10% en toda la tienda de NPV NUTRITION

Publicar un comentario